Agricultura y ganaderia

      De los 103'55 Km cuadrados de extensión de Sinarcas, entre el 20% y el 25% está dedicado al cultivo de la vid y los cereales principalmente. Hasta 1.956, año en que se realizó la concentración parcelaria, la extensión de las parcelas eran exiguas y mayoritariamente repartidas por todo el término municipal. La citada concentración agrupó las propiedades de las parcelas en lotes con mayor extensión. Este hecho unido a la mejora y construcción de caminos y adquisición de maquinaria, hizo mejorar notablemente la producción agrícola.
      En los años 1.999 las plantaciones de viñedos ocupaban unas 1.500 hectáreas y el cereal 1.100 hectáreas y las cifras de hectáreas dedicadas al viñedo descendieron como consecuencia de la política del Mercado Común de arranque de viñedo, aunque después de la buena cosecha de 1.998, llevaron a cabo nuevas plantaciones   En la actualidad ha disminuido de nuevo el número de hectáreas de plantaciones de viñedos, debido a los arranques definitivos que se han llevado a cabo en 2.009, 2.010 y 2.011 y la mayoría de esta superficie ha pasado a cultivarse de cereal. Por ello aunque en los años 1.999 la producción de cereal,  bajó considerablemente dado que la política agraria de esos años primaba a los agricultores que dedican parte de sus tierras al barbecho, estos últimos años ha aumentado.
     A finales de los años 70, en la zona conocida como El Campillo y La Laguna, 103 hectáreas de secano se transformaban en regadío, en la actualidad se cultivan árboles frutales como melocotones, kiwis, etc

La ganadería intensiva:
    Ha evolucionado a partir de la costumbre familiar de tener animales para el consumo humano como: pollos, gallinas, cerdos y conejos en los corrales de las casa. A partir de los años 60, algunos vecinos empezaron a dedicarse a la cría más intensiva de estos animales, pero las instalaciones caseras y viviendas deshabitadas se quedaban pequeñas, además de producir molestias a los vecinos. Esta actividad permitía unos ingresos complementarios, bastante importantes en la economía familiar.
    Las primeras granjas que se construyeron en Sinarcas se dedicaron a la cría de pollos y gallinas, siendo posterior las dedicadas al ganado porcino.
    En los últimos años este sector ha experimentado un aumento importante, se han construido varias grajas con una gran capacidad y ha sido el sector de la producción de huevos el que más ha crecido.

La ganadería extensiva:
    La vida del pastor es dura, dedicándose todos los días del año a su ganado. La mayoría de los pastores eran de avanzada edad e incluso se ha llegado a pensar que la figura del pastor desaparecería. La mayoría de ellos han heredado el oficio de sus padres, pero hay algún caso en que no hay precedentes familiares. La adquisición de medios de locomoción por estos nuevos pastores ha hecho que dispongan de un medio de transporte para su ganado, así como acortar muchísimo el tiempo para desplazarse al lugar donde los tienen encerrados (teñadas). Estos hechos unidos a las subvenciones que reciben por parte de la administración, permiten, por el momento, la continuidad de este sector ganadero.
    Actualmente existen 5 pastores, siendo digno de resaltar que la mayoría de ellos tienen una burra que utilizan para transportar el ato, lo que esta permitiendo la supervivencia de este gracioso, y ya escaso, animal.
    Este tipo de ganadería no es contaminante siendo beneficiosa y respetuosa con el medio ambiente por lo que se puede considerar un atractivo turístico más, unido a la recuperación de las veredas.
 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30